9/2/12

Yo

Fotografía de Víctor Carrillo


Desde que sé
que el mundo es de mentira,
gasto más tiempo tendiendo la ropa.

Ya no tomo grandes decisiones
ni viajo en metro.
Salgo a correr una vez a la semana
y bebo cuanto me apetece.
Mastico chicle.

Aspiro (únicamente)
a ser una chica honesta.

6 comentarios:

Antolín Amador Corona dijo...

Una decisión difícil. Kisses

José Luis Martínez Clares dijo...

No son malos hábitos. Además, escribes. Saludos

Anónimo dijo...

Desde que sé lo que tú, lo que yo aspiro es otra cosa... decisiones

Sarco Lange dijo...

Andar en metro es arrancarle hojas a la vida.

alalai cánfora sandra dijo...

Esa humildad es la requerida para trascender más allá de una vida anónima. Tan insólita en nuestros días que se va pujando progresivamente, y así pasa la vida.

costa sin mar dijo...

este me hizo sonreír un montón